El magnesio es un mineral indispensable para la vida humana. Este se utiliza en casi todos los procesos bioquímicos del cuerpo.

El magnesio también es muy bueno, pues asegura la fijación del calcio en el organismo. asimismo, alimentas las células nerviosas. De hecho, en todos los trastornos nerviosos, como la ansiedad, depresión, insomnio o nerviosismo se observa deficiencia de magnesio.

Dosis diaria de magnesio
Puesto que el magnesio es un mineral esencial, debemos tratar de consumirlo a diario. Sin embargo, la dosis recomendada puede variar según el género y la edad de cada persona. A continuación, te mostramos una lista con las dosis necesarias para cada cual.
-Bebés de 1 a 3 años: 80 mg / día.
– Niños entre 3 y 8 años: 130 mg / día.
– Pre adolescentes entre 9 y 13 años: 240 mg / día.
– Adolescentes varones entre 14 y 18 años: 410 mg / día.
– Adolescentes hembras entre 14 y 18 años: 360 mg / día.
– Hombres de entre 19 y 30 años: 400 mg / día.
– Mujeres de entre 19 y 30 años: 310 mg / día.
– Hombre de más de 31 años: 420 mg / día.
– Mujeres de más de 31 años: 320 mg / día.
En el caso de las mujeres embarazadas, la dosis recomendada se debe calcular manualmente. Es decir, si eres mujer, debes buscarte en el rango de edad de la lista anterior. Luego, a la cantidad recomendada de magnesio que debas ingerir, le sumaras 100 mg más.

Mejora la función cerebral

Su efecto depurativo también lo podemos aprovechar para mejorar las funciones del cerebro.

El magnesio también alivia la tensión y evita que nos de depresión. Y es que la falta de magnesio se suele asociar con los pensamientos negativos y los trastornos del sueño.

Los riñones suelen acumular mucho ácido, producto de las proteínas animales y los productos lácteos.

Previene las hemorroides

Tal y como el cloruro de magnesio purifica la sangre, del mismo modo previene la formación de hemorroides.

Retrasa el envejecimiento
Este mineral tiene la capacidad de regenerar el organismo y las células de la piel. Como resultado, logra rejuvenecernos tanto por dentro como por fuera.