Un niño falleció el pasado domingo en un hospital de La Habana, Cuba, de una atresia de las vías biliares, condición que lo había afectado desde el nacimiento, según su padre Yoel Miguel Bencomo, el pequeño necesitaba un trasplante de hígado.

En una conmovedora publicación de Facebook, el padre del niño agradeció a todos los que ayudaron a la familia durante estos meses difíciles y describió como era Cristian Bencomo, su hijo que solo tenía tres años, era un luchador. Desde abril, el padre del niño había solicitado una visa humanitaria y un trasplante de hígado en otro país para salvarlo.

Según declaraciones de Bencomo en el sitio web Cubanet, el pequeño fue trasladado el pasado sábado a la sala de terapia del hospital William Soler de La Habana porque sus S₳NGRAD0S se hacían cada vez más profusos y continuos.

El joven perdió la vida a las 7:00 pm del día siguiente mientras luchaba por vivir.

“Quería agradecer a todas las personas que de una forma u otra amaron y apoyaron a mi hijo, se nos fue un niño luchador, cariñoso e inteligente, y a las vez se llevó nuestros corazones, una dura y cruel prueba que nos puso la vida, te amaré siempre mi niño y tu papá estará orgulloso siempre de ti, nunca te olvidaré y cumpliré la promesa de cuidar a tu mamá hasta el día que nos reunamos de nuevo”.

El infante fue operado cuando solo tenía 46 días de vida en un esfuerzo por prolongar la espera del trasplante y mejorar su calidad de vida; sin embargo, por el momento, este tipo de procedimiento quirúrgico no se realiza en Cuba.

La familia tenía un donante, pero necesitaban una visa para realizar la cirugía fuera de la isla.

Bencomo afirmó en un mensaje fechado el 25 de julio que su hijo luchaba por su vida y que aún no llegaba la respuesta a la solicitud de visa humanitaria.

El padre publicó en las redes sociales emotivos mensajes en los últimos días, justo antes del ya inevitable final, agradeciéndole la oportunidad de haber experimentado el amor verdadero en su hijo.

“Yo solamente estaba buscando una pequeña cosa en un mundo infinito, pero encontré algo…infinito, en un mundo tan pequeño, te encontré a ti, te amo mi niño“, escribió en una publicación el 30 de julio.

En una entrevista con el sitio web Cubanet, Bencomo habló sobre el pequeño Cristian y las batallas que él y su esposa tuvieron que librar para salvarlo, criticando al gobierno por no hacer lo suficiente para ayudar. Cuando pase lo peor, nadie podrá devolvernos a la persona que amamos, por lo que toda familia se ve en esta situación, según el dicho. Se puso tenso.

“Que toda familia se vea en semejante situación luche con los dientes por encima de quien sea cuando pase lo peor nadie nos traerá de vuelta a la persona que queremos”, “No quiero que dejen morir a otros niños en Cuba, como hicieron con el mío“,

Hay una cantidad de niños en la isla que necesitan trasplantes de hígado, que no se están realizando en la nación, como dijimos anteriormente.

Han pasado siete meses mientras la niña cubana de 11 años que padece cirrosis hepática espera un trasplante de hígado. El doctor Alejandro Jesús Figueredo Izaguirre criticó que la joven padezca la enfermedad desde los dos meses de edad y que lleven “7 meses peloteándola” Sin abordar su enfermedad.