Después de meses tumultosos, el estrés pareciera acumularse en nuestro día a día. Sin embargo, existen tés y tisanas que gracias a sus propiedades calmantes, ayudan a liberar la tensión y a mantener la calma.

Bugambilia: Otra de las mejores infusiones para combatir el estrés es la de bugambilia, flor originaria de Brasil que se utiliza como remedio casero para enfermedades respiratorias también, como tos, gripa o asma. Se recomienda tomarlo caliente tres veces al día con un poco de miel de abeja.

Lavanda: La lavanda es una de las mejores plantas para controlar el estrés, por lo que una infusión de esta planta ayuda a conciliar el sueño, aliviar los dolores de cabeza y hasta controlar la irritabilidad. Se recomienda tomarlo en la noche, para alcanzar un estado pleno de relajación.

Tila El té de tila es uno de los remedios caseros más populares para descansar, conciliar el sueño y relajarse. Pese a ser menos potente que la valeriana, sigue siendo una alternativa eficaz y, además tiene un gran sabor. Es recomendado sobre todo para aquellas personas que estudian, ya que ayuda a calmar los nervios.

Melisa o toronjil: El té de melisa, también conocido como toronjil, es una infusión con muchos beneficios para la salud y el bienestar mental, además de ser un remedio eficaz contra el estrés, la ansiedad y el nerviosismo. Es un gran relajante para las personas que hacen mucho deporte o tienen un estilo de vida agitado, ya que ayuda a liberar la tensión de los músculos y a mejorar el humor.