En este caso, se habla de un simbolismo con carácter criminal. Hace mucho tiempo, se marcaba a las persona que cometían un delito con símbolos muy similares a este tipo de líneas. Claro que como bien decimos, el tiempo ha pasado y ahora, es un claro sinónimo del minimalismo.

¿En qué zona del brazo me tatúo?

Si ya tienes claro que los tatuajes de líneas serán tu elección, ahora te queda decantarte por su posición en el brazo.

Muñeca: Es uno de los tatuajes más discretos pero al mismo tiempo más sofisticados que tenemos. La muñeca siempre admite esos diseños sencillos que tengan mucho significado pero no un tamaño mayor. Una línea o un par de ellas, serán perfectas para esta zona.

Antebrazo: Aquí puedes apostar por un diseño similar. Dos líneas finas juntas pueden ser tu mejor elección, aunque no debes olvidar que también es muy frecuente ver cómo dos líneas anchas se adaptan a esta zona. Te quedará como si llevaras un bonito brazalete.

Zona interior: Como modelo original, también nos hemos encontrado con una línea que cruza de arriba hacia abajo por todo el brazo. Eso sí, siempre en la zona interior del mismo.

Estilos de tatuajes de líneas

Líneas gruesas: Puedes optar por una especie de brazalete que estará compuesto de dos líneas anchas y cubiertas. Eso sí, si te parecen un poco aburridas, siempre puedes optar por una variación de las que hablamos. Alguna onda está permitida para saltarlo la regla de la simetría.