CÓMO TENER INTIMDAD POR LA ‘PUERTA TRASERA’: DISFRUTA SIN QUE DUELA

Tener intimidad por la ‘puerta trasera’ puede ser muy placentero cuando sabes que tu pareja te va a cuidar y ambos se tienen confianza.

Sin embargo, si nunca lo han intentado, es normal que temas pasar por un momento bochornoso, doloroso o se convierta en tu peor experiencia… tranquila, así puedes tener sexo anal para disfrutarlo sin que duela.

El sexo anal no es más que otra forma de disfrutar el placer del encuentro, por supuesto que debes de eliminar de tu mente los prejuicios si no quieres que se convierta en una experiencia desagradable. Si es una de las fantasías de tu pareja y tú también deseas intentarlo, da clic en la imagen principal de esta nota y descubre cómo hacerlo sin que duela.

El ano es mucho más estrecho que la vagina, produce más fricción en el pene, brindando mayor placer a tu pareja al penetrar y durante el acto. Sin embargo, esta zona no produce lubricante, por ello suele ser más doloroso para las mujeres cuando no tienen uno a la mano, describen especialistas de The Journal of Sexual Medicine.

Además de la falta de lubricación, existen otras razones por las que esta práctica puede ocasionar dolor, por ejemplo, cuando los músculos del esfínter del ano están muy apretados, cuando existen problemas de salud como las hemorroides o cuando es la primera vez y tu pareja no es gentil.

¿Por qué a los hombres les gusta el sexo anal?
No sólo es el placer que sienten al tratarse de un canal más estrecho, sino el hecho de cumplir una fantasía como dominar a la pareja, despierta su morbo y potencia al máximo su deseo.

Si estás dispuesta a cumplir su fantasía y salir de la rutina, da clic a la imagen principal de esta nota y descubre cómo tener intimidad por la ‘puerta trasera’ para disfrutar sin que duela.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *