MEZCLA ACEITE PARA BEBÉ Y CLAVOS DE OLOR, Y OBTENDRÁS EL MEJOR REPELENTE PARA MOSQUITOS.

Los clavos de olor no sólo añaden sabor en la cocina, sino que sus propiedades trascienden lo culinario. Rica en eugenol, esta especia ofrece beneficios diversos. Fabricar aceite de clavo de olor es una forma práctica de aprovechar sus virtudes. El eugenol, componente principal, posee propiedades antisépticas y analgésicas, útiles en tratamientos dentales y aromaterapia.

Además, su aroma cálido y reconfortante lo convierte en un aliado perfecto para relajar mente y cuerpo. Integrar el aceite de clavo de olor en rutinas de cuidado personal o en aromatizantes caseros puede potenciar nuestro bienestar de manera natural y accesible.

Este tipo de preparación puede hacerse con aceite de oliva y utilizarse para calmar dolores de muelas y encías; aunque debemos aclarar que esta solución temporal sólo debe utilizarse hasta que podamos llegar al consultorio del dentista para una consulta con un profesional.

Es por eso que vamos a enseñarte a hacer un repelente natural y muy efectivo para combatirlos; porque no hay nada peor que esperar disfrutar de un agradable día al aire libre y volver a casa picado por los mosquitos.

Ingredientes:
Aceite para bebé.
10 o 15 clavos de olor.
1 frasco de vidrio oscuro.
Preparación:
Toma los clavos de olor y muélelos con un mortero, con un molinillo o con un palo de amasar. Si vas a utilizar este método, puedes poner los clavos dentro de una bolsa de plástico y “amasarlos” con el palo. El repelente quedará más concentrado si usamos el calvo de olor molido.
Coloca el clavo de olor molido dentro de una botella de aceite para bebé. Agítalo y guarda en un lugar fresco y oscuro. Lo ideal es que macere durante al menos 10 días. Este proceso químico es lento y cuanto más tiempo lo dejes macerando, mayor será la concentración. Recuerda agitar la botella cada dos días.

Pasado el tiempo, cuela el aceite de clavo de olor con la ayuda de una gasa o de un filtro para café. Y colócalo en el frasco oscuro. Recuerda que la luz y, en especial, la luz del sol, resta propiedades a tu aceite.

Este es un excelente remedio natural para mantener a los mosquitos alejados.

El mismo procedimiento puedes utilizar para fabricar tu propio aceite de clavo de olor terapéutico. En lugar de aceite para bebé, puedes utilizar aceite de oliva.

Toma un pequeño trozo de algodón, embébelo en el aceite y aplica en la zona más dolorida de tu boca. Recuerda que esta es siempre una solución temporal.
También puedes diluir un poco de aceite de clavo de olor en un vaporizador con agua y alejar a los insectos de tu jardín. Rocía sobre plantas y hojas.

Precauciones:
El clavo de olor tiene principios activos muy fuertes. No deben consumirlo:

Niños.
Mujeres embarazadas.
Mamás que estén dando de mamar.
Personas que se someterán a una intervención quirúrgica no deben consumirlo hasta dos semanas antes de la operación.
Personas que tomen medicamentos que fluidifiquen la sangre o anticoagulantes como el Ibuprofeno, aspirina y otros.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *